Archive for the 'anarquismo' Category

08
Jun
13

Novedad Editorial. Ya está en las calles

PortadaMERCELO

El anarquismo, pensado como un movimiento que ha desplegado procesos de antagonismo social, luchas, insurrecciones, huelgas y revoluciones, tiene un devenir de largo aliento. Es un movimiento que genera instantes de resistencia y un proyecto político radical desde formas de hacer política basadas en la acción directa. Las formas de pensamiento, posicionamientos ético-políticos y prácticas que han construido las individualidades y colectividades libertarias, adquieren vitalidad y vuelven al ahora-tiempo en los movimientos anticapitalistas que crean formas de hacer política y de organización en la perspectiva de la autogestión y la descentralización.

Este libro pretende dar cuenta de un collage de movimientos anticapitalistas y de instantes de rebelión que en el tiempo actual han hecho irrumpir el horizonte anarquista, desde nociones y prácticas que significan tentativas de crear una existencia contra la dominación y contra toda forma de poder jerárquico. La deriva reflexiva que se condensa en estas páginas tiene un sentido y una perspectiva provisional y abierta, que corresponde a una elaboración situada en un tiempo y un espacio concreto, donde han intervenido aspectos subjetivos —buena parte de ellos inconscientes— y políticos que convierten esta labor de elucidación en una imagen temporal, que pretende estar en movimiento, dispuesta a la crítica y al conflicto. Pues sólo un pensamiento que existe como crisis y negación puede aspirar a ser un pensamiento crítico.

 

Índice

Introducción

 

Primera Parte

Pensamiento crítico y memoria insumisa.

Crisis, negatividad e insubordinación

 

I. Acercamientos a contrapelo a las colectividades en ruptura. Una apuesta por pensar de modo no-estatal

A. Historia a contrapelo: La actualización de los pasados marginales

B. Sociedad instituyente y pensamiento no-estatal. Estado de excepción y conflicto social

 

II. Investigación militante y caminar-preguntando. Reflexiones desde la crítica, el conflicto y la lucha

A. Pensamiento crítico y rupturas emergentes

B. Caminar en incertidumbre: Interrogación, reflexión y rememoración

 

III. El horizonte anarquista en el ahora-tiempo. Un hacer-pensar contra la dominación

A. Reflexiones libertarias contra la dominación

B. Las nociones-prácticas anarquistas, vivir-resistir en ruptura

 

IV. La revolución social en el tiempo actual. Antagonismo social y horizontes de autonomía

A. La revolución mundial de los trabajadores: lucha de clases y acción directa

B. 1968: la irrupción de una imagen rebelde

C. Constelación de luchas anticapitalistas en el ahora-tiempo

 

Segunda Parte

Irrupciones libertarias en el tiempo actual

 

I. Horizonte libertario y zapatismo. Tierra, comunidad y autonomía

A. La práctica zapatista. Mandar-obedeciendo y auto-organización de los pueblos

B. Vivir la autonomía en los hechos. El autogobierno y las comunidades indígenas en rebeldía

 

II. Del movimiento antineoliberal a los indignados y ocupas: resonancias del anarquismo

A. Las luchas antineoliberales: entre las protestas y las asambleas

B. Ocuparlo todo. Instantes de ruptura para crear crisis en el capitalismo

 

III. Contracultura libertaria y negación de la sociedad del espectáculo. Alteridad y resistencia

A. Irrupción del punk. Anti-arte y ¡hazlo tú mismo!

B. El movimiento anarcopunk en Guadalajara. Resistir y crear autonomía

 

IV. Espacios-tiempos de autogestión y lucha. Prácticas antagónicas para dejar de ser lo que somos

A. La emergencia de formas de hacer política anticapitalistas en el ahora-tiempo

B. Imaginarios y potencialidades para la autogestión generalizada

 

De venta en el Centro Social Ruptura (Angulo #931, entre Enrique Díaz de León y Juan N. Cumplido), los Espacios Libertarios del Tianguis Cultural (Estajanovismo y RASH) y en la librería Siglo XXI (Enrique Díaz de León #150, esquina con López Cotilla). Pronto más puntos de venta.

 

30
May
13

Bakunin en el siglo XXI

Hace[r] saltar a una determinada época fuera del transcurso homogéneo de la historia; así hace saltar también a una determinada vida fuera de su época, y a una determinada obra fuera de la obra completa de una vida […] La obra singular está conservada y superada en la obra completa, lo mismo que en la obra completa la época y en la época el curso entero de la historia

De los que vendrán no pretendemos gratitud por nuestros triunfos, sino rememoración de nuestras derrotas

Walter Benjamin

 

El 30 de mayo de 1814 o el 20 de mayo de 1814 (Cappelletti, 1986) o el 11 de mayo de 1814 (Lehning, 1999) nació Mijail Bakunin. La fecha exacta en el tiempo cronológico no importa mucho, a fin de cuentas el tiempo cronológico es una temporalidad homogénea y vacía, lo que nos importa es el calendario. El calendario de lucha, organización y rebelión que se puede evocar desde la vida, la acción y el pensamiento de Bakunin.

En la tradición libertaria hay un rechazo a identificarse y nombrarse a partir de una persona ―no existen los proudhonianos, ni los bakuninistas, ni los kropotkianos― (Graeber, 2011), existe la negativa a pensar que un individuo puede ser el centro del pensamiento y la acción de un movimiento en el que han participado y dado su vida cientos de miles o quizá millones de colectividades e individualidades a lo largo de más de 150 años de existencia del horizonte libertario. Esta tentativa de evocar los primeros tiempos del anarquismo en particular y de toda la historia del movimiento libertario en general, a partir de una vida, la vida Mijail Bakunin, y viceversa, no se hace para exaltarlo ni para darle un lugar superior a los demás militantes libertarios de su época.

Traer al tiempo del ahora la vida y lucha de Bakunin nos increpa a los militantes anarquistas del presente, nos hace recordar una pluralidad de posicionamientos ético-políticos, formas de hacer política y de organización que potencian tentativas autogestivas de ruptura, existencias rebeldes y en tensión. Pensar para volverlo parte de nuestra memoria insumisa a Bakunin significa la irrupción de un hacer pensante anti-estatista y anti-capitalista, anti-patriarcal y anti-teologista, es decir, contra la dominación, contra la división de la sociedad entre unos que mandan y otros que obedecen.

El hacer militante de Mijail Bakunin es parte de una constelación insurrecta que desde el mundo del trabajo se enfrentó al capital y al Estado. Es parte de un movimiento que existió en todo momento de forma instituyente, recurriendo a la creatividad y la imaginación, recreando las prácticas y el pensamiento, soñando y luchando por lo imposible.

En ese instante de insubordinación, donde está inserto Bakunin, se dieron las bases de un movimiento que rompió, desde su origen y hasta el día de hoy, con la dicotomía izquierda-derecha, fue más allá, pues se posicionó-posiciona contra toda forma de dominación. Se configuró como un movimiento que ha rechazado en todo momento la formula autoritaria que piensa que el fin justifica los medios, pues reconoce que de acuerdo a los medios y al método será el mundo que se construya.

Con Bakunin y la constelación rebelde de la que es parte, surge el anarquismo socialista y revolucionario, un anarquismo que entiende la política como la acción directa de los interesados mismos para resolver sus propias necesidades e intereses, un anarquismo que reconoce que la emancipación es un acto de auto-emancipación, donde se acabe con los jefes y las vanguardias.

La vida de Bakunin evoca una irreductibilidad ética que caracteriza a una buena cantidad de los militantes libertarios, una ética que se niega a crear relaciones utilitarias con los otros, que rechaza cualquier forma de poder coercitivo y de autoritarismo, que niega la dominación del hombre sobre la mujer. Una ética que no separa la militancia de la vida diaria.

Cuando las corrientes dominantes de izquierda revolucionaria decían que el sujeto de la revolución era el proletariado, en la versión más abierta, o el obrero industrial europeo, en las interpretaciones más ortodoxas. Anarquistas como Bakunin expresaron que el sujeto revolucionario es cualquier persona y colectividad en el instante en que desobedece, cuando se insubordina y resiste contra la dominación. Cuando se organiza e instituye su hacer y pensar en el sentido de la rebelión. Ser un sujeto revolucionario no está determinado por el lugar de nacimiento ni por la clase a la que se pertenece, como una cuestión preestablecida, abstracta, ser sujeto revolucionario es luchar contra la opresión desde lo que cada quien es y para dejar de ser lo que somos, para destruir las relación sociales de dominación, explotación y patriarcales.

Con Bakunin, con los anarquistas de la Internacional Antiautoritaria que nació en el Jura suizo en 1872 y con cada iniciativa libertaria que irrumpe en América, Asia y Europa en la segunda mitad del siglo XIX, germina una forma de organización y de hacer política que rechaza la forma-partido y cualquier tipo de jerarquía en la acción política, recurren a la afinidad, la complicidad, la confianza y a las formas federativas-descentralizadas de organización. Con el socialismo revolucionario, como se hacían llamar los libertarios de ese tiempo, nació el sindicalismo revolucionario y anarquista, surge como contraposición de los partidos, pues es una forma de organización que se nutre desde las necesidades sujetos en lucha en el ámbito de trabajo, como enfrentamiento directo contra los patrones y el Estado, mediante las huelgas salvajes y el sabotaje cotidiano, actos que desembocaban de tanto en tanto en revueltas generalizadas.

Las sociedades secretas que promueven Bakunin y los libertarios de esa época evocan los grupos de afinidad libertarios, espacios de lucha y organización donde se reconoce la libre iniciativa y el libre acuerdo, donde lo que une es la confianza y la amistad, colectivos que están en movimiento y recreándose de acuerdo a sus necesidades, imaginación y creatividad.

La actitud política de Bakunin que resuena en el movimiento libertario a lo largo de su historia, es el rechazo a la postura autoritaria y utilitarista que se contenta con estarse aprovechando de la coyuntura, montándose en las luchas y resistencia de los otros para dirigirlas, reconducirlas u obstruirlas, como lo ha hecho la izquierda estatista de todos los tiempos. Los zapatistas del EZLN hace poco nos volvieron a recordar que no se trata de aprovechar la coyuntura, sino de crearlas; el movimiento anarquista en sus momentos instituyentes se ha abocado a crear tentativas insurreccionales y de rebelión que fuera capaces de poner en cuestión y trastocar las relaciones sociales de dominación.

En el ahora-tiempo nos sigue resonando Bakunin, nos increpa y nos cuestiona. Nos fuerza a seguir en el horizonte ético-político anti-estatista, anti-capitalista y anti-teologista, en horizonte de la autonomía como proyecto, que existe en cada tentativa de lucha y rebelión donde se recurra a la auto-organización, a la acción directa, a la afinidad y la descentralización. Con Bakunin nos encontramos en la perspectiva de una revolución social de la vida cotidiana, donde se insurreccione la vida, destruyendo las relaciones sociales y significaciones de dominación y se creen relaciones sociales y significaciones en el sentido de la autogestión generalizada, de la vida como poesía.

 

Marcelo Sandoval Vargas

Centro de Estudios y Documentación

Anarquista – Francisco Zalacosta

26
Dic
12

El anarquismo: siempre incomodo, siempre criminalizado

Marcelo Sandoval Vargas

Centro de Estudios y DocumentaciónAnarquista – Francisco Zalacosta

 

La represión y violencia que el Estado, a través de los gobiernos federal y de la Ciudad de México, implementó contra las personas, colectivos y organizaciones que protestaban contra la imposición de Peña Nieto el primero de diciembre del 2012, demuestra la continuidad de la guerra de contrainsurgencia y la política represiva que se está aplicando en contra de los que resisten al despojo, la explotación, el desprecio y la opresión.

La estrategia represiva estaba destinada a crear miedo, a paralizar las movilizaciones y a llevar a otra lógica la lucha del movimiento contra la imposición –pues es comprensible que de ahora en adelante la mayoría de los esfuerzos estarán orientados a sacar a los compañeros de la cárcel-; para esto recurrieron a los golpes durante las protestas, a disparar balas de goma y de gas lacrimógeno directamente contra la gente, con la intención de herirlos de gravedad, al encarcelamiento masivo de personas –muchas de ellas que nada tenían que ver con las manifestaciones-, al uso de provocadores, a la intimidación y al hostigamiento.

Junto a esto resalta el sistemático señalamiento y criminalización, por parte del gobierno del df y de los medios masivos de comunicación, al movimiento anarquista y al anarquismo, como promotores de la violencia, de actos vandálicos y de la destrucción; lo cual nos recuerda historias que han acompañado al movimiento libertario desde sus orígenes, donde se les ha acusado desde todo tipo de gobiernos, sean de derecha o de izquierda, como impulsores de caos, terrorismo y violencia.

La propia campaña de criminalización y persecución que se ha desatado desde el gobierno del Distrito Federal no es algo nuevo, es una campaña que viene desde el propio Cuauhtémoc Cárdenas y la continuaron López Obrador y Marcelo Ebrard. Una campaña orquestada para aislar, desarticular y golpear a un movimiento que resulta incomodo a todas las personas y grupos que aspiran a dirigir, controlar, gobernar y suplantar a los demás, que aunque se quieran ocultar bajo la mascara de la democracia y la representación no son más que los administradores y operadores de la dominación y la explotación capitalista.

Ante esto los compañeros de la Cruz Negra Anarquista México reconocen que las “declaraciones, con las que pretenden implicarnos como autores de los hechos ocurridos en las manifestaciones, son parte de una campaña de criminalización y persecución en contra de grupos e individuos anarquistas y libertarios… [son] una revancha en nuestra contra debido al trabajo que hemos venido realizando, principalmente en solidaridad con los jóvenes anarquistas que el gobierno del Distrito Federal ha secuestrado en sus cárceles en estos últimos años” (comunicado del 3 diciembre del 2012).

Asimismo, los compañeros de la Coordinadora Estudiantil Anarquista ven que las declaraciones del gobierno del df, donde se asocia al anarquismo con vandalismo y en concreto a su organización “carece de sentido de realidad y busca corregir sus errores y justificar su complicidad con Peña Nieto buscando chivos expiatorios (como nosotros) que no manifestamos sumisión o simpatía alguna con su gobierno” (comunicado del 3 de diciembre del 2012). Esta campaña significa para la Alianza Anarquista Revolucionaria “una estrategia para sembrar la desorganización y la desarticulación del movimiento social y el descontento en visible ascendencia y en otro plano criminalizar al movimiento anarquista” (comunicado del 4 de diciembre del 2012).

El anarquismo siempre ha sido incomodo, siempre ha sido ingobernable, y ante eso los gobiernos, los partidos políticos y los grupos –de todas las tendencias políticas-, que son los amos o aspiran a convertirse en los nuevos amos, utilizan la cárcel, la muerte, el exilio, la estigmatización y la guerra para acallar un movimiento que cuestiona de raíz la dominación social, es decir, las relaciones donde hay unos que mandan y otros que obedecen, unos que explotan y otros que son explotados.

En Europa, durante la segunda mitad del siglo xix, desde los gobiernos de cada país, se etiquetó a los anarquistas como terroristas y se crearon leyes que prohibían todo lo que pudiera tener que ver con el anarquismo –cualquier discurso, periódico, organización o símbolo-, como estrategia para romper la influencia del movimiento libertario en el naciente sindicalismo revolucionario y combativo y en el movimiento de los trabajadores que optó por la acción directa como forma de hacer política, que significa el rechazo de toda forma de representación y la negativa a ser dirigidos por quien sea –sea una vanguardia “revolucionaria”, un iluminado o un líder carismático-, así como el despliegue de una lucha que sea orientada y decidida por los propios interesados, de manera autogestiva, horizontalmente y basada en el apoyo mutuo.

En el mismo momento, en México, los gobiernos liberales de Juárez y Lerdo de Tejada acusaban al movimiento anarquista de violento y de atentar contra las leyes, cuando generó un movimiento agrarista contra el despojo y la privatización de la tierra, donde estaban involucradas cientos de comunidades indígenas y peones insumisos del centro del país; durante este movimiento el indígena y anarquista Julio Chávez López, originario de la región de Chalco, fue fusilado por ordenes de Benito Juárez.

Mientras que en el siglo xx, en todo el mundo, para detener el impulso antiautoritario y autonómico que desplegaba el movimiento anarquista en cada lucha, con los trabajadores del campo y la ciudad, con los indígenas, con las mujeres y los jóvenes, se utilizaron todos los calificativos y todos los medios. Durante la Revolución Rusa los bolcheviques los señalaron como contrarrevolucionarios por no aceptar el control centralista de los soviets y las comunidades libres por parte del partido, por lo que fueron masacrados los makhnovistas de Ucrania y los marinos Kronstadt, encarcelados miles de libertarios o llevados a los campos de concentración. Los regímenes fascistas y nacionalsocialistas de Italia y Alemania, respectivamente, trataron de eliminar toda señal de socialismo y anarquismo de sus países, para ello recurrieron a los asesinatos, a la persecución y a la cárcel, a la ilegalización de sus organizaciones y órganos de información y agitación, con leyes que prohibían la disidencia. En la Revolución Española, tanto estalinistas como franquistas y republicanos se encargaron de acabar militarmente la experiencia libertaria de organización social que concretaron los anarquistas desde la Confederación Nacional del Trabajo y los millones de trabajadores dispuestos a vivir sin Estado ni capital en el campo y la ciudad.

Los magonistas, en México, eran atacados desde el régimen de Porfirio Díaz, desde el grupo político de Madero y por todos los jefes revolucionarios que aspiraban a ser los nuevos dominadores del país como Carranza y Obregón. A los magonistas se les nombró como filibusteros para aislarlos de los movimientos y comunidades que en todo el país luchaban por Tierra y Libertad; se les encarcelaba constantemente, les quitaban las imprentas y el Periódico Regeneración era considerado ilegal.

Sin embargo, el movimiento anarquista y el horizonte ético-político libertario se ha mantenido siempre resistiendo a los embates que desde el Estado, el capitalismo y los grupos políticos autoritarios de derecha e izquierda han tratado de eliminarlo. Continua el anarquismo, en la actualidad, siendo incomodo, rebelde e ingobernable, significa en el hoy no sólo una pluralidad de individualidades, colectivos y organizaciones que despliegan desde estas formas de hacer política luchas y proyectos autogestionarios, sino que sus prácticas y posicionamientos han tenido una resonancia en una diversidad de movimientos y comunidades en lucha que apuestan por la autonomía, la horizontalidad, la democracia directa y el apoyo mutuo.

A pesar de todos los esfuerzos por acabar con el anarquismo, en el presente el anarquismo vive uno de los momentos de mayor resonancia y crecimiento en todo el mundo. Pues desde el anarquismo se ha impulsado una permanente crítica y rechazo a cualquiera que nos quiera representar o dirigir; irrumpe la negativa a la explotación capitalista y al trabajo alienado; implica un enfrentamiento cotidiano contra el patriarcado, el racismo y la xenofobia. El anarquismo nos recuerda que no necesitamos jefes, vanguardias, iluminados, lideres carismáticos o caudillos, pues los de abajo auto-organizados podemos crear todos los mundos que imaginemos. El anarquismo nos recuerda que nosotros hacemos todo lo que existe en este mundo, las generaciones pasadas y presentes con su hacer lo han construido e imaginado, por tanto, nosotros podemos crear algo nuevo en el momento que lo decidamos, como decía Durruti, llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones, basta con que lo hagamos crecer día a día.

Publicado en: Desinformemonos

24
Ene
12

Foro-Debate

11
Nov
11

Libro LA CONFIGURACIÓN DEL PENSAMIENTO ANARQUISTA EN MÉXICO

LA CONFIGURACIÓN DEL PENSAMIENTO ANARQUISTA EN MÉXICO. HORIZONTE LIBERTARIO DE LA SOCIAL Y EL PARTIDO LIBERAL MEXICANO

Autor: Marcelo Sandoval Vargas.

En este trabajo se intenta construir una imagen dialéctica del pensamiento de dos pasados marginales del anarquismo en México: La Social y el Partido Liberal Mexicano. Una imagen que muestre que el pensar y el hacer ácrata se han ido instituyendo en cada momento del hacer cotidiano cuando se crítica y se cuestiona al sistema, al Estado y al capitalismo, así como desde el despliegue de sus iniciativas de lucha, organización, insurrección y revolución.

Ver, desde el ahora, cómo los horizontes de pensamiento libertario de La Social y del PLM quedaron frustrados, pero no por ello clausurados, sino que siguen siendo proyectos pendientes y por hacerse en el tiempo actual.

Dichos horizontes siguen siendo parte en la configuración del pensar y de las iniciativas político-organizativas de sujetos que hoy sostienen luchas, resistencias y procesos sociales en movimiento, al ponerse en práctica la acción directa, la descentralización, la horizontalidad, la autonomía y la autogestión, propios del anarquismo.

De venta en Guadalajara, Jalisco en:

Centro Social Ruptura: Joaquin Angulo #931, casi esquina con Enrique Diaz de Leon

Libreria Siglo XXI: Enrique Díaz de León #150, casi esquina con Lopez Cotilla

Espacios Libertarios y punks del tianguis cultural de Guadalajara

O escribenos a ceda.zalacosta@gmail.com – grietas.editores@gmail.com para distribucución y envios

05
Ago
11

Folleto sobre La Social. Primera organización anarquista de México

Descargalo Aqui

O checalo en linea

23
Mar
09

La Autonomía y la Solidaridad contra la Represión

GREECE-SHOOTING/La represión política, al ser una acción unilateral del Estado para contener a quienes lo ponen en cuestión mediante la imposición del miedo y la violencia, se ha convertido actualmente en un recurso cada vez más común de la Sociedad del Poder ante la crisis económica, política y social que está viviendo. En este sentido, la generalización de la represión de los dominadores para mantener su poder contra los que resisten y luchan, pero también en lo cotidiano de nuestro trabajo, escuela y barrio, está resultando en la desmovilización, desarticulación y fragmentación de movimientos, comunidades y barrios.

Ante esto es necesario hacer una discusión sobre la Represión, ver cómo se está manifestando, qué características tiene, hacia quiénes se dirige y qué impacto está teniendo sobre los movimientos, luchas y resistencias, encaminada a hacer “un espacio, no sólo de denuncia de la represión vivida sistemáticamente en nuestros espacios de lucha, sino un punto de partida para discutir, a partir de esas experiencias, cómo inhibir y organizarnos contra este embate del Estado” (GLS, 2008).

Para esto, es preciso cuestionar lo que significa la justicia del Estado y sus leyes, esa parte del sistema de dominación que le da legalidad a la explotación, el despojo, el desprecio y la represión, y que en los últimos años se ve como prioridad en la lucha contra la represión. De este modo, el Estado nos impone su dinámica para forzar a las luchas sociales y los colectivos a que entren en un espacio donde las reglas del juego las decide este, con los  abogados, el delito, la pena, la fianza y la cárcel. Por tanto, si la vemos como la única opción, seguiremos condenados a la derrota, con una lucha exclusivamente de reacción y respuesta.

Por otro lado, hacer una recuperación de las experiencias represivas del 68 hasta la actualidad nos puede permitir conocer cómo es que han ido cambiando las formas de implementarla, pero sobre todo cuáles han sido las políticas organizativas que han hecho los movimientos y luchas contra la represión. Todo esto para tratar de configurar, desde nuestros espacios, una lucha contra la represión que la inhiba, la enfrente y donde la solidaridad se convierta en parte constituyente de nuestras formas de hacer política.

 

 

 

 

 

El Estado y su Justicia

 

Rechazamos toda legislación -privilegiada, autorizada, oficial y legal- y toda autoridad e influencia, aunque puedan emanar del sufragio universal, pues estamos convencidos de que sólo pueden desembocar en ventajas para una minoría dominante de explotadores.

Mijail Bakunin, Escritos de Filosofía Política

 

Uno de los pasos que consideramos importante dar para lograr configurar formas de resistir y enfrentar a la represión en la actualidad, es tratar de romper con la ilusión de la ley y el sistema de Justicia, en el sentido de seguir pensando que nos pueden traer beneficios o mejoras, ya que es vital que veamos que están hechos para dominar. Saber que, como la ley abarca todos los aspectos de la vida, fue creada para regularla e inmovilizarla, y al mismo tiempo permite a los Estados dar legalidad y un sostén aparente a la dominación y la explotación. En resumidas cuentas, las leyes están hechas en beneficio del propio Estado y los Capitalistas.

La represión y la ley son para controlar, dominar, pero también para crear una ilusión donde se presenta este mundo, por medio de la violencia, como el único modo de que se organice la sociedad; se nos quiere hacer creer que esta es la única opción de vida. Pero no sólo eso; en la actualidad las leyes se aplican según los propios intereses de la Sociedad del Poder; una ley se pone en marcha según les convenga, y al mismo tiempo, cuando se trata de reprimir a los movimientos, es válido dejar de aplicar una ley, omitirla o cambiarla con tal de encarcelarlos por años. Por eso podemos decir que vivimos en un Estado de Excepción permanente que configura una guerra civil legal, como lo plantea Agamben, es “un <<estado de la ley>> en el cual, por un lado, la norma esta vigente pero no se aplica (no tiene “fuerza”) y. por otro, actos que no tienen valor de ley adquieren <<fuerza>>”; en este sentido, “se presenta como una técnica de gobierno y… deja salir a la luz su naturaleza de paradigma constitutivo de orden jurídico” que “permite la eliminación no sólo de los adversarios políticos sino de categorías enteras de ciudadanos que por cualquier razón resultan no integrables en el sistema político” (Agamben, 2004).

Sin embargo, lo más crudo del sistema, de este Estado de Excepción permanente, llega contra los que se insubordinan, cuando te opones y lo cuestionas, por lo que tenemos que configurar nuestra lucha tomando en cuenta esto, porque el que la detención de un compañero sea ilegal o que los protocolos de Derechos Humanos firmados por México prohiban el abuso y la brutalidad policíaca, no garantiza que se detenga la represión o que salga libre el compañero.

Para pensar la lucha contra la represión desde otra perspectiva, consideramos importante darle otra mirada a la Justicia del Estado y sus leyes, ya que si los miramos como instrumentos de la dominación en tanto son creados por y en beneficio de los que tienen el poder, esto nos puede permitir no darle tanta centralidad ni esperanzas, como tampoco creer que es nuestra única opción al enfrentar la represión, que un proceso legal, una resolución judicial, el pago de una fianza, etc. nos resuelve por si sola todas las implicaciones de una represión. Ya que detrás del delito, la pena, de la prisión, están personas, familias y colectivos, que mediante la represión y las leyes, el Estado busca negar, objetualizar, clasificar y cuantificar.

Al mantenernos dentro de la fantasmagoría del Estado nos metemos en su tiempo y su espacio, lo cual nos pone en desventaja en una lucha contra la represión. Esto no quiere decir que dejemos en las cárceles a los compañeros, ni que se descarte crear un equipo de abogados como un frente más para inhibirla, simplemente que si tenemos la capacidad de cuestionar todo el sistema judicial y penitenciario es posible que nosotros seamos los que decidamos cómo y de qué forma llevaremos a cabo un proceso legal y cómo es que se dará la lucha dentro y fuera de las prisiones.

 

La represión política

Partimos de la idea de que la represión que se padece en la vida cotidiana y en los espacios de lucha es algo sistemático; es decir, no se sufre sólo por los que están organizados ni por pertenecer a algún colectivo o movimiento, sino que la puede vivir cualquiera, es una forma de control y contención. Pero además, el Estado ha implementado políticas y estrategias que tienen un carácter policiaco y militar: entre

1968-2008, la política y estrategia del Estado configura coyunturas de guerra sucia, en un devenir de permanente Guerra de Baja Intensidad, hasta llegar a una situación actual consecuente con lo que los zapatistas han denominado La Cuarta Guerra Mundial que el capital ha desplegado contra la humanidad toda, y que ha generado escenarios de guerra civil en México si consideramos el saldo en miles de muertos, encarcelados, torturados, desaparecidos, despojados de sus tierras-territorios, represiones policíacas y militares violentas, además del saldo en muertos por enfermedades curables, desnutrición, por contaminación, y ya tendríamos que contabilizar a los muertos a causa del malestar de la cultura autoritaria y deprimente del capitalismo (Sandoval, 2008).

Ante esto, podemos reconocer que la represión tiene diferentes formas de manifestarse pues “el que una persona sufra prisión política no depende tanto de lo que haga a nivel individual, sino que depende principalmente de cómo le sirve al Estado su encarcelamiento para reprimir a una comunidad, a una lucha o a una colectividad…” Lo cual quiere decir que

no se trata de golpes represivos separados unos de otros para disolver o desmovilizar momentáneamente, sino de una estrategia que pretende reducir al movimiento popular a la resignación… La represión forma parte de un esquema amplio de exterminio permanente y constante… Algunos de sus efectos son el miedo y la desesperanza ya sea individual o colectiva (Arenas y Gutiérrez, 2008).

Lo anterior da lugar a que la discusión sobre lo que significa la represión y sus implicaciones se complejice y da la posibilidad de ampliar las formas de combatirla e inhibirla; de esta manera no tenemos que esperar a ver presos, golpeados o asesinados, ya sabemos que el peligro está latente en todo momento, por lo que tenemos que estar desactivándola permanentemente; así, no es sólo desde los colectivos y movimientos donde se puede configurar una estrategia contra la represión, sino que tenemos que pensarla también desde la cotidianidad, lo cual ya no involucra únicamente a los militantes, sino a las propias familias, comunidades y barrios.

Y si además somos conscientes de que “la acción represiva es unilateral, la decide el régimen cuando considera que está en peligro su sistema de dominio. (Entonces) la idea de actuar con cautela para ´evitar la represión´ es una aberración…” (porque) “la única forma de ´evitar la represión’ es no poner en peligro el sistema de dominación” (ORPC, 1985).

Nuestra posición frente a la estrategia represiva del Estado debe ser con otra perspectiva, algo así como lo que están experimentando en Oaxaca donde:

No rehúyen la lucha. Son militantes de la transformación. Pero hacen cuanto pueden para dar a su rabia sentido constructivo y evitar la violencia. Saben que da pretexto a las autoridades para la represión y reconocen su esterilidad. Si uno es el fuerte, resulta innecesaria; si es el débil, puede ser suicida, contraproducente o inútil (Esteva, 2008).

A largo plazo la lucha contra la represión tiene que estar dirigida a la construcción y generalización de procesos autonómicos y autogestivos que pongan en cuestión la reproducción del Estado y el capitalismo; pero a corto plazo, cuando ya tenemos encima represiones como la de Atenco y Oaxaca y la estamos viviendo sistemáticamente en nuestros espacios de lucha, es cuando nos encontramos con el obstáculo de no saber qué hacer y entonces entran “el miedo, el protagonismo, los celos, la rivalidad, el prestigio revolucionario, el sentimiento de culpa, (que) se manifiestan en la cotidianidad del militante político que sufre el trauma provocado por la represión directamente sobre su persona o indirectamente, y ello influye en las formas de hacer política” (Sandoval, 2008) Junto con la situación de que “la misma inmediatez, que se vive como una demanda externa a la que hay que responder con urgencia, suele ser un factor desorganizador del colectivo al que se le demanda solidaridad. Y esto mucho más allá de la voluntad de los activistas” (Zibechi, 2004).

En la actualidad estamos en un momento critico al no saber cómo revertir la represión, ante lo cual pensamos que podemos tomar en cuenta dos aspectos: uno, hacer nuestro trabajo político en silencio, crecer, construir y fortalecer nuestra organización sin andar exhibiéndonos, esto como un medio para que cuando la tengamos que enfrentar se pueda dar la lucha en otros términos logrando que no nos desarticule y que quien se ponga a la defensiva y se debilite sea el Estado. Y el segundo es ya no pensar la solidaridad sólo como una acción de reacción y respuesta, ni como algo externo a la cotidianidad de nuestro movimiento, sobre todo si sabemos que la represión está latente, hacerle caso a la incertidumbre, no para inmovilizarnos sino para ver el peligro y tratar de desactivarlo.

Peligros que se generan por la decisión del Estado de reprimir cuando sus intereses se afectan o cuando se paran sus planes; peligros que nosotros mismos producimos llegando a ponernos en riesgo, al exponernos, facilitando la represión, así, nuestros saberes sobre la represión deben servirnos para ubicar con que la facilitamos; peligros previos a la represión, como las campañas mediáticas para ilegitimar una lucha; durante el propio contexto represivo con provocadores, infiltrados y radicales gobiernistas, estos últimos que sin ser pagados por el Estado les facilitan la tarea;

O peligros posteriores como cuando grupos de izquierda que no tiene un proyecto propio se han aprovechado de los contextos represivos, ven con una actitud utilitarista el hecho de que haya presos para tratar de ganarse prestigio, para reclutar militantes o como plataforma política para entrar al poder. Grupos como estos son los que contribuyen a obstruir el trabajo de solidaridad, porque ven a los presos y a los agredidos como botín político usándolos para su beneficio, ya sea para negociar espacios dentro de la clase política o para sacar dinero. Por lo que uno de los trabajos que pueden servir en la propia lucha contra la represión tiene que ser desactivar y denunciar a estas organizaciones para que no sigan estorbando en el trabajo anti-represivo.

La violencia y el miedo que provoca la represión, busca ocupar todos los aspectos de la vida para ponernos a la defensiva, desmovilizarnos y fragmentarnos. Esta lógica la podemos observar claramente con la prisión, que está hecha para aislar, controlar, desorganizar y romper con la vida, puesto que abarca no sólo el tiempo en que se está encarcelado, sino también cuando se sale de prisión, en el que el/la compañerx tiene que soportar un proceso legal, y en muchos casos tuvo que pagar fianza. Además, quedará marcado para toda su vida como alguien que estuvo preso, y hasta se llega al grado que el/la compañerx deja de participar en el movimiento, ya sea por estar enfrentando un jucio, por presiones familiares o por decisión propia.

Por todo esto vemos que una estrategia contra la represión tiene que tener una mirada en el largo plazo, con un proyecto de construcción de autonomía y autogestión que nos permita enfrentar la represión en otros términos. Y en el corto plazo, ante lo que ya estamos viviendo, pensar cómo desde donde se reproduce nuestra vida y estamos luchando promover, posibilitar el involucramiento de nuestras familias, comunidades y barrios; ver de qué manera afrontar lo jurídico y la prisión para no perder nuestra autonomía, pero que esto tampoco implique que los compañeros se queden presos; y hacerle caso a nuestro sentimiento de incertidumbre para que nos advierta del peligro y no le facilitemos la tarea al Estado.

La acción solidaria para inhibir la represión

Pensar sobre la solidaridad debe estar dirigida en ir viendo cómo podemos responder a la represión para que no tenga los efectos que el Estado quiere, implica ir pensando desde ahora y no esperar a que nos llegue el golpe que nos desarticule y desmovilice, para sólo entonces ver como se responde a la represión; se tiene que volver permanente el trabajo de ubicar los elementos que sirvan para saber si viene y de qué manera, con la intención de inhibirla.

Y poder entender que la lucha contra la represión y la solidaridad, en tanto son parte de nuestro hacer político, es posible desde allí plantear un cuestionamiento global al sistema, al mismo tiempo que no debe ser “derivada de los hechos represivos mismos y de la secuela -alto a la violencia, presentación de los prisioneros, libertados, etc.-” tenemos que pensar “primero y principalmente [en] la lucha contra la política legitimadora de la represión. La lucha contra al represión primero, previo al acto represivo, debe impedir que ilegitimen la acción revolucionaria,” se trata de lograr “dificultar el ejercicio de la represión, transformar sus efectos para que se reviertan en contra del régimen” (ORPC, 1985).

Al mismo tiempo tenemos que reconocer que la lucha contra la represión se ha vuelto ineficaz o está teniendo un impacto mínimo, por lo que ante las nuevas estrategias represivas del Estado los movimientos tenemos que pensar en una nueva dinámica de lucha y solidaridad, partiendo de que en todas partes la estamos viviendo con diferentes niveles de violencia.

Por lo que es preciso entender la solidaridad como la construcción de relaciones y vínculos desde donde estamos y desde lo que hacemos, para generar proyectos autónomos y autogestivos que nos permitan poner en cuestión la reproducción del estado de cosas actual. Entender que la “la solidaridad se basa en la acción. Acción que hunde sus raíces en el proyecto propio de uno que se lleve adelante coherentemente y dignamente” (Porcu, 2007).

Esto para romper con la idea de que la solidaridad y la lucha contra la represión es hacer actividades por el sentimiento de culpa que genera que compañeros estén presos, sean golpeados, hostigados, desparecidos o asesinados; iniciativas que la mayoría de las veces no contribuyen  ni a que los compañeros se sientan acompañados, ni a su liberación o a contener la represión. Ni tampoco pretender que ser solidario es ver dónde se está reprimiendo para andar de lugar en lugar, de plantón en plantón, de marcha en marcha, en una especie de turismo solidario, donde lo que en realidad se busca es ganar prestigio y protagonismo dejando de lado el construir una lucha contra la represión que la inhiba y la supere. Hay que tener presente “desde dónde se hace solidaridad: si desde las necesidades del emisor o del receptor” (Zibechi, 2004).

Pero la problemática de las marchas y plantones, esta también en que son una respuesta que los gobiernos ya están esperando, son una reacción automática de los movimientos a lo largo de la historia y han significado una apuesta, así como puede funcionar los gobiernos puede simplemente ignorar la presión política. En este sentido, desde los propios contextos represivos debemos tener la capacidad, la disposición y la autocrítica, de ir cambiando nuestras formas de enfrentar la represión cuando veamos que están siendo ineficaces.

Ante esto, uno de los primeros aspectos que vemos importante tomar en cuenta es que la solidaridad y las acciones contra la represión resultan siempre desgastantes para los movimientos, del mismo modo que “suele ser muy difícil acertar con los caminos a recorrer, ya que existe la tentación de abandonar las tareas del día a día para encarar los compromisos solidarios. Así las cosas, la demanda de solidaridad tiende a ser sentida como externa -y lejana- a la cotidianeidad de los movimientos” (Zibechi, 2004).

Lo anterior debido a que cuando se da la represión, durante un momento hay un crecimiento en la organización, en la movilización e incluso se incorporan compañeros, pero al final resulta una lucha y solidaridad coyuntural, ya que cuando la intensidad de la resistencia se va desgastando viene la desarticulación y desmovilización, muchas veces por estar destinando todos los esfuerzos en el combate a la represión se descuidan nuestros proyectos de construcción de autonomía de largo plazo.

Esta experiencia la vivimos durante la represión del 28 de mayo de 2004 los colectivos libertarios de Guadalajara; en los primeros meses siguientes al golpe represivo se dio un crecimiento del movimiento, muchas movilizaciones e iniciativas, nos hicimos tan visibles que era fácil que compañeros se incorporaran a los colectivos o hicieran nuevos (colectivo Sacco y Vanzetti, Acción directa, RATA, Morgan, etc.). Pero la problemática llego cuando la resistencia contra la represión se comenzó a desgastar con el pasar de los meses, al estar dedicando todo nuestro tiempo a la liberación de los presos dejamos de lado la construcción de un proyecto propio y la formación política que en el largo plazo provocó que la mayoría de los compañeros que se habían involucrado durante esta coyuntura se fueran deslindando.

Si logramos entender que la solidaridad es “una relación dialéctica, un
término de libertad y un medio de lucha” como dicen los libertarios griegos, que es una acción directa por la transformación que se nutre de la lucha por un mundo nuevo que cada quien estamos creando en donde estamos y de una relación de apoyo mutuo y acompañamiento de los diferentes que estamos resistiendo e insubordinándonos, entonces seremos conscientes que siempre estará configurándose en función de nuestras necesidades y capacidades.

Seguramente este documento termine sin resolver cómo resistir a la represión, cómo inhibirla y combatirla; pero si al menos logramos darle otra mirada podremos ir creando en lo cotidiano de nuestros espacios de lucha, formas de hacer ineficaz la represión y de generar acciones de solidaridad que sigan poniendo en cuestión al Estado y el Capitalismo. Esto, por supuesto, sin olvidar que tenemos una necesidad no resuelta ante los golpes represivos de los últimos años, meses y días: la liberación y presentación de los presos y desparecidos, la reorganización y rearticulación de los movimientos que vivimos la represión y no la hemos superado; y reparar el agravio por nuestros muertos.

Grupo Libertario Solidaridad

Febrero de 2009

 

Bibliografía

Giorgio Agamben. Estado de Excepción, Argentina, Adriana Hidalgo Editora, 2003.

Gloria Arenas y Eugenia Gutiérrez. La ruta de la represión (apuntes para una historia de la persecución política en México). Primera parte: la prisión política (1990-2008), México, octubre de 2008.

GLS. Contra la Represión, la Organización Autónoma, Guadalajara, México, septiembre de 2008.

Gustavo Esteva. La APPO, ¿de nuevo?, México, febrero de 2009.

Mijail Bakunin. Escritos de Filosofía Política, España, Alianza Editorial, 1990.

ORPC. La izquierda ante la represión y el autoritarismo estatal, México 1968-1985, México, 1985.

Pierleone Porcu. “Solidaridad Revolucionaria” en Motín, publicación de la CNA- Buenos Aires, No. 6, enero-febrero de 2007.

Rafael Sandoval. Ante la represión, la organización autonómica, Guadalajara, México, 2008.

Raúl Zibechi. La solidaridad, tan difícil, Argentina, 2004.

Solidarios anarquistas, antiautoritarios y libertarios de Grecia. La solidaridad como desinteresada relación por la transformación radical de la realidad, Grecia, 2008.

19
Dic
08

Solidaridad con la insurrección griega

volante-solidaridad-grecia

18
Dic
08

Covocatoria y Textos desde la Rebelión en Grecia

15174659Convocatoria por un día de acción internacional sábado 20 de diciembre de 2008.

No olvidamos a nuestros hermanxs, no perdonamos sus asesinatos.

No perdonamos, no olvidamos

La asamblea de la ocupación de la escuela Politécnica de Atenas, hemos decidido de llamar un europeo e internacional día de acciones en memoria de Alexandros que fue asesinado, en solidaridad con los inmigrantes que estan luchando mas que otros contra la represión estatal. Carlo Giuliani, los jóvenes franceses y Alexandros Grigoropulos son solo algunas de las victimas del estado en todo el planeta. Nuestras vidas no son del estado y sus asesinos. La memoria de nuestrxs hermanxs, amigxs y compañerxs se mantiene viva dentro de nuestra lucha.

No olvidamos a nuestros hermanxs, no perdonamos sus asesinatos.

Textos repartidos por lxs compas griegxs estos días:

Texto repartido por escolares en las calles de Atenas, de cara a las críticas de la “violencia” por todo el aparato de desinformación de masas y los ciudadanos escandalizados.

No nos critiquéis antes de entendernos.

No nos apuntéis con el dedo antes de vernos.

No nos censuréis antes de hablarnos.

No nos matéis antes de dejarnos vivir.

Somos vuestros hijos y nietos, vuestros vecinos o amigos…

Somos la sociedad que habéis creado… Somos el resultado de las generaciones de indiferencia, de no creer en nada, del pasotismo, de la apatía…

Ahora…

Quemamos para que no nos quememos,

Rompemos para que no nos rompan,

Nos Rebelamos porque ya estamos hart@s de este mundo

¡Estamos con vosotr@s!

¡Estas noches son de Alexis!

Hay que cambiar el mundo, y si no lo conseguimos al menos lo habremos intentado.

Que se extienda la revuelta,

Desde Grecia un fuerte saludo libertario a todxs lxs compas del estado español.

Texto que se repartió entre la gente que asistió en el funeral de Alexis Grigoropoulos.

QUEREMOS UN MUNDO MEJOR.

¡AYÚDENNOS!

No somos terroristas, “encapuchados” ni “desconocidos conocidos”

(expresiones que se usan por los medios de comunicación griegos sobre

los manifestantes)

¡SOMOS VUESTROS HIJOS!

Esos conocidos desconocidos…

Queremos soñar – ¡no nos maten los sueños!

Tenemos pasión – ¡no nos paren!

¡ACUÉRDENSE!

Hace tiempo que ustedes eran jovenes también.

Ahora están persiguiendo el dinero, solo les interesa la “fachada” de las cosas.

Se hicieron gordos y calvos.

¡OLVIDARON!

Esperábamos que nos apoyaran,

que tuvieran un poco de interés,

que nosotr@s por una vez nos enorgulleciésemos de ustedes

¡EN VANO!

Ustedes viven vidas falsas. Tienen la cabeza inclinada,

los pantalones abajo y están esperando el día que se van a morir

¡No tienen imaginación, no se enamoran, no crean nada!

Sólo venden y compran:

TODO MATERIAL – AMOR POR NINGUNA PARTE – VERDAD POR NINGUNA PARTE

¿Dónde están los padres? ¿Dónde están los artistas? ¿Por qué no salen a

las calles para protegernos?

¡NOS ESTÁN MATANDO. AYÚDENNOS!

LOS NIÑOS

PD: No nos hacen falta más lacrimógenos para llorar. Lo podemos

conseguir solos.

————————————————————-

Les escuchamos cada día en los noticieros de la tele. Declaraciones, contra declaraciones y después comentarios y todo lo demás para lo que ustedes llaman nuestra información “objetiva”. Basta ya.

Ahora nos van a escuchar a nosotros. Somos la generación de los 400 euros. De los programas “stage” del organismo de empleo, del trabajo flexible, de la eterna capacitación (siempre con nuestros gastos), de la precariedad, de la carestía, de los dos diplomas que no sirven para nada. De la eliminación de nuestros derechos laborales, de nuestra humillación por parte de patrones, políticos y los demás. Somos la generación que la encierran en escuelas, intentando meter en nuestras cabezas sus nacionalismos, sus prejuicios, su lujuria por la patria, su mentira, su subordinación. Somos los chavos a los que humillan y provocan los antidisturbios, los policías secretos, o los guardias especiales y todos los demás policías que hizo su democracia (y puso por todos lados como otro ejército de ocupación) cuando nos encontramos en su camino, los objetos diarios de su abuso del poder.

Somos los heridos de las marchas de los estudiantes y de los alumnos, nuestras cabezas fueron golpeadas contra el asfalto, nuestra dignidad fue eliminada bajo sus botas, nuestras manos fueron quebradas por los toletes, nuestras caras fueron machacadas por sus puñetazos, nuestros pulmones todavía contienen los gases que nos echaron, que están prohibidos según acuerdos internacionales. Moriremos prematuramente porque no estuvimos de acuerdo con las leyes que nos están robando la vida. Somos los detenidos que nos arrastramos en juicios por años, Panagiotis que llevaba zapatos de un color equivocado y se quedó 40 días en la cárcel, Dimitrios Augustinos que pasó por el lugar equivocado en el momento equivocado, los 50 heridos en el hospital Evangelismos el 8 de marzo de 2007.

Nosotros incendiamos sus bancos. Nosotros nos enfrentamos con la policía. Nosotros destruimos la paz social que están construyendo día y noche lavando el cerebro de los ciudadanos para que obedezcan y se callen. Nosotros seguimos iluminando las noches frías que nos trajeron. Nosotros seguimos ensuciando las paredes con consignas que aunque sus ojos vean nunca llegarán a sus oídos. Nosotros nos vengamos por Alexis en las barricadas, el mismo sábado en que los buenos ciudadanos burlaban otra vez sus conciencias con la violación semanal. No es que nuestras palabras sean crueles. Cruel es su realidad. Alexis fue la gota que hizo desbordar el vaso. Cada noche va a ser de él de aquí en adelante.

Se acabaron sus noches tranquilas. Péguennos, échennos gases, deténgannos, tírennos balas de goma como las que llevan tirando desde el sábado, apúntennos con sus pistolas o den tiros al aire (¿o a nosotros tal vez?). Alisten al paraestado, como están haciendo ahora en Patras o a esos periodistas siempre dispuestos, la mano larga real del poder. A Pretenteris, Evangelatos, Triantafilopulos, Kapsis, Tremi, Pavlopulos, Papajelas. Y a todos los demás. De ellos depende su éxito. Escondan las imágenes de la brutalidad policial, tapen los escándalos que apestan, aprueben sus medidas antipopulares con “consenso social”.

El lunes en Atenas pusieron a sus agentes a destruir los pequeños comercios. Nosotros los vimos saliendo de las filas de la policía. Hay incluso fotos. Las van a ocultar a esas también, con mucho éxito. Ya sus papagayos, después de los primeros disturbios, repiten bien los que ustedes les enseñaron.

El martes no respetaron ni siquiera el funeral de Alexis. Mandaron a los antidisturbios a su funeral para provocar a niños de 15 años. Tiraron gases lacrimógenos y detuvieron a niños. Ustedes profanaron al mismo chico que asesinaron.

¡Ya basta con las mentiras! No somos los encapuchados ni los conocidos-desconocidos. Somos muchos y estamos furiosos. Ya paren de repetir tonterías. Desde Komotini hasta Janiá, de norte a sur nuestra rabia se desborda. Cayeron con todos los medios que su monstruoso poder dispone para eliminarnos. Con toletes, balas, lacrimógenos, medios de comunicación masiva, provocaciones, paraestado.

No tenemos ilusiones. No tenemos ninguna esperanza. Por eso somos peligrosos.

No nos hacemos ilusiones que van a tomar todo eso en cuenta. Todos los días entierran nuestros gritos en su mentira.

Adiós. Nos van a ver desde sus sofás en sus televisiones.

“Historia ahí vamos. Mira arriba hacia el cielo”

25
Nov
08

Libre Gerardo Armendáriz

Acaba de ser liberado Gerardo Armendáriz,
tras 6 meses de prisión política

Poco después de las 4:00 pm el compañero Juan Gerardo Armendáriz García fue liberado tras haber permanecido más 6 meses en prisión acusado de Despojo de Inmueble en grupo.

Después de haber obtenido los otros 4 detenidos su exoneración del caso a través de un amparo federal en semanas pasadas, la Juez que ve la causa se vio obligada a modificar el auto de formal prisión, quitando la agravante de grupo, e imponiendo una fianza el día de ayer.

Tras haberse pagado la fianza, el compañero recuperó su libertad, y, aunque continúa aún bajo proceso, las pruebas amañadas y falsas proveídas por la fiscalía y los empresarios de la vivienda no surtirán efecto para volver a privar de su libertad a nuestro compañero pues seguiremos luchando y movilizándonos hasta que sea totalmente absuelto de las injustos y falsos cargos tras los cuales su aprisionamiento político se amparaba.

Su liberación nos alegra a familiares, compañeras y compañeros de lucha, tras 6 meses de encierro la lucha y la movilización abrieron hoy las rejas que lo mantenían cautivo y reafirman nuestro dicho de que sólo la difusión, la acción y la lucha organizada pueden liberar a las y los compañeros que todavía permanecen tras las rejas de la represión de Estado.

¡Libertad a todas las y los presos políticos de México y el mundo!
¡Abajo los muros de las prisiones!

21
Nov
08

Encuentro anarquista en Guadalajara. Autocríticas, posibilidades y proyecto

El sábado 14 de junio del 2008 en Guadalajara, facilitado por la asistencia de muchos compañeros de varias ciudades al concierto de Los Muertos de Cristo y por iniciativa de algunos de ellos, se realizó un encuentro anarquista con la participación de gente de Oaxaca, Toluca, Cuatlitlán Izcalli, Ecatepec, Colima, Cd. Guzmán, Tuxpan (Jal.), Tepic, D.F., Edo de México, Cancún, Tlaquepaque, Sonora, San Luís Potosí, Veracruz, Guerrero, León, Querétaro, Culiacán, Guanajuato, Guadalajara, Zapopan, entre otros.

Se pensó como un espacio para conocernos y re-encontrarnos, saber donde estamos, que hacemos y que queremos construir; un primer contacto para crear vínculos y espacios de trabajo comunes, reforzarnos localmente al mismo tiempo que creamos un lugar de organización a nivel nacional.

La reunión sólo implicaba un primer momento de un proyecto a largo plazo, un acercamiento para discutir y vincularnos que nos sirviera como el germen, la base para comenzar a pensar y trabajar en una estructura organizativa en función de nuestras necesidades y capacidades, donde lo importante no son los encuentros nacionales o el nombre de la organización sino el trabajo permanente de construcción.

Y donde se vea además, la necesidad de trascender las reuniones como lo decían los compas de Oaxaca; ya tenemos experiencias donde lo único que vinculaba eran los encuentros anuales y se demostró la fragilidad a la hora de responder a una represión como fue la de Guadalajara en 2004, por lo tanto la necesidad esta en fortalecernos localmente y desde ahí articularnos en acciones concretas e iniciativas políticas, ya que esto nos puede hacer dar el salto a otra forma de organizarnos.

En esta perspectiva, lo principal es el proceso de llegar a los encuentros y el comienzo puede estar en promover espacios de dialogo, en donde estamos y desde lo que somos, para reconstruir nuestra historia más reciente, para saber desde donde nos posicionamos, que referencias y experiencias tenemos; y logrando compartir esto entre cada espacio promotor de cada localidad, permitiéndonos saber donde nos situamos y tener un mapeo del movimiento en el país. Así, lo importante no es pensar que un congreso fundacional y el nombre de la organización nos sostendrán el proyecto, ya que esto sólo resultara en algo artificial, sino la estructuración ya en concreto que comienza con conocernos, saber donde estamos y que hacemos.

Saber cual es nuestra situación actual, con nuestras capacidades y necesidades nos ayudara a pensar en que es lo que queremos y podemos conformar, en función de que y para que y así, impulsar que los diferentes espacios y perspectivas de trabajo se articulen, reconociendo que no hay una sola forma de organizarnos, sino que esa pluralidad de hacer que somos en cada lugar se tiene que mantener y respetar, porque es lo que nos configura y nos permitirá crear un espacio común en función de lo que existe.

Tenemos en nuestra historia reciente un camino recorrido que nos sirve para saber que es lo que queremos y que no es posible seguir reproduciendo. La Red de Información de Voces Autónomas Libertarias (RIVAL) y la Coordinadora Libertaria, aunque proyectos que no fructificaron como hubiéramos querido y esperado nos significan hoy referencias en la práctica diaria del proceso de estructuración, nos pueden señalar avances y retroceso en el trabajo, ya que al conocer las experiencias y referencias de organización y trabajo podemos ver el camino recorrido con nuestros aciertos y fracasos, facilitándonos el hacer rupturas y continuidades en las formas de hacer política que venimos haciendo y así no creer que estamos partiendo de cero sino que tenemos experiencias que nos sirven para crecer y replantearnos lo que construimos cada persona, colectivo, organización, etc. en ese aislamiento en el que nos encontramos ahora.

En primer lugar habría que ser conscientes que el movimiento anarquista en México tiene un devenir histórico fragmentado, son historias con momentos manifiestos y otros latentes donde parece casi desaparecer del espacio de los conflictos sociales; tiempos donde su práctica política ha generado importantes procesos de organización, lucha y rebelión, junto a tiempos donde la inserción social es casi nula, es decir, no tenemos proyectos de largo plazo, siempre la guerra y la represión del Estado los han frustrado.

En este sentido, dependerá de nosotros en el tiempo actual el dar un sentido y un vínculo a nuestra historia del anarquismo en México que nos aparece parcelada, no como una lista de hechos ordenados cronológicamente con una evolución artificial de las ideas y las prácticas. De lo que se trata es de construir una articulación de nuestros pasados desde la memoria, que es donde adquieren vitalidad y actualidad, mostrar las rupturas, continuidades y creaciones que permitirán configurar un proyecto anarquista en función del ahora para crearnos un futuro.

Pero uno de los aspecto, que desde ya es relevante ir discutiendo, pensando y ensayando es la forma de trabajo militante del compromiso, la responsabilidad y el apoyo mutuo, nuestra historia reciente como movimiento nos ha mostrado que es una necesidad. El adquirir otra actitud en nuestros colectivos, organizaciones, grupos y en lo individual donde el que propone lo hace, donde los acuerdos se lleven a cabo, donde la discusión y la autocrítica nos nutran para permitirnos plantearnos otros horizontes en lo organizativo y político.

Aunque partiendo de la perspectiva de que llevar a la práctica esta proyecto de trabajo no se adquiere de manera mecánica, ni automáticamente sólo por voluntad o por repetirlo una y otra vez, sino que se va a aprendiendo y experimentando a través de la experiencia, la participación, las iniciativas y la formación. El trabajo político militante es una construcción, un proceso que se tiene que ir haciendo y pensando.

No podemos seguir reproduciendo esa actitud como la de este encuentro de Guadalajara donde la mayoría de la gente se fue después del desayuno, despreciando el esfuerzo que implico preparar la reunión, sin importar que algunos colectivos habían dedicado tiempo en discutir la importancia de este y el haber preparado una idea, un comentario, una intervención para compartirla, quebrando el objetivo de no esperar a la parte concluyente donde se intentaría acordar algunos trabajos e iniciativas para darle inicio a un proyecto de construcción a largo plazo, de una estructura organizativa.

Parece que lo único importante era ponernos a regañar a todos lo asistentes por no hacer las cosas y sólo hablar, como si el encuentro se tratara de una tribuna para calificar al más activista que tiene el derecho de reprochar a los demás; por no hacer una marcha en Guadalajara de todos los grupos y personas del movimiento que hay en el país a la siguiente semana del encuentro; por no estar viajando a cada estado donde pase algo como si fuéramos profesionales de la política, donde sólo es el sitio provisional para esperar a que ocurra algo en otra parte al que rápidamente hay que lanzarse para seguir con el turismo “solidario”.

Este encuentro sigue reproduciendo esa lógica irresponsable que nos mantiene hasta ahora desorganizados y aislados, donde no caminamos ni crecemos, significa la continuidad de una dinámica que nos mantiene separados y desvinculados como -proyecto de construcción de un- movimiento de los procesos de lucha y resistencia, no podemos seguir pensándonos fuera de la realidad cotidiana, es decir, nuestros posicionamientos contra las instituciones que sostienen el Estado y el Capitalismo, las relaciones de poder, autoridad, explotación, dominación se tienen que mostrar en concreto, ahí donde el sistema se padece en la vida diaria, al mismo tiempo que con nuestra organización se muestre ese mundo nuevo volviendo viable el proyecto anarquista, poder presentarlo como una propuesta de construcción de relaciones sociales libres y solidarias desde la vida cotidiana, ya que muchas de las veces el discurso en abstracto, la dogmatización e ideologización del anarquismo lo único que logra es volverlo obsoleto al desaparecer su actualidad, desvinculándolo de la vida.

Ahora se nos ha presentado la necesidad de construir un movimiento organizado, parece que no corresponde a algo artificial, sino que se relaciona a un contexto del movimiento en que nos encontramos ahora, existe la potencialidad sólo falta que la despleguemos con nuestro hacer.

Por lo que si logramos ir más allá de encuentros como esté es posible ver en personas y grupos la necesidad de trabajar de otro modo, pensando en el largo plazo, donde lo importante es la creación de proyectos e iniciativas para la construcción de la autonomía y la autogestión en concreto, para traspasar la dinámica movimientista de sólo estar reaccionando a lo que nos ocurre, esta forma diferente de hacer organización y trabajo no es espectacular ni produce prestigio, tampoco da resultados inmediatos sino que se construye diariamente, esta forma de hacer política es mas lenta y se hace en silencio no es para ver los frutos que dan el premio al más revolucionario, significa cumplir con un compromiso auto-adquirido de forma libre.

Marcelo Sandoval Vargas

Colectivo Sacco y Vanzetti

20
Oct
08

Verbo Libertario No. 5

Finalmente, sale el nuevo numero de la revista Verbo Libertario.Este nuevo número trae varias cosas interesantes, la primera es que a partir de este numero la revista empezará ya a editarse en imprenta, y con un tiraje mayor.

 

A partir de este número, la revista se convierte en el vocero del Grupo Libertario Solidaridad, (GLS) un grupo que viene trabajando ya por mas de un año y medio juntos, en la realización de diversas actividades anarquistas en la ciudad de Guadalajara y su zona metropolitana, Talleres, Foros, Jornadas, Campañas, etc. y principalmente en torno a los presos políticos y libertarios, y contra la represión; un grupo conformado por algunos colectivos e individuos de la ciudad (Colectivo Sacco y Vanzetti, Cooperativa Regeneración, etc.), y que apenas en el mes de septiembre le dieron nombre a esta pequeña coordinación.

 

En esta ocasión la revista, esta conformada por 32 páginas, tamaño carta, y su contenido es el siguiente:

 

INDICE

1. Editorial
2. Las Políticas De Despojo Y Represión En El Estado De Jalisco
3. Los Gobiernos Castigan La Vivienda Digna De…
4. Libre Carlos El Skin. Compañero Anarquista Preso Durante Más De 7 Años
5. La Represión Extendida
6. Especifismo, Diversidad Y Profundizació n, Tres Tópicos Que Debemos Analizar
7. Encuentro Anarquista En Guadalajara. Autocríticas, Posibilidades Y Proyecto
8. Reflexiones Sobre Surrealismo
9. Manifiesto. La Junta Organizadora Del Partido Liberal Mexicano Al Pueblo De México, 23 De Septiembre De 1911
10. Civilización, Primitivismo y Anarquismo

 

Para mayor información, distribución, intercambio, etc. puedes comunicarte a:
saccoyvanzetti_cna@yahoo.com

Puedes Descargar la Revista Aqui

28
Sep
08

Foro por la Libertad, la Organización y contra la Represión

Grupo Libertario Solidaridad-CNA
Septiembre de 2008

Pero es ya tiempo de que comprendamos que no es a las leyes constitucionales a quines hemos de pedir derechos. No es en una ley, en un pedazo de papel que puede romperse a la menor fantasía de un gobierno, en lo que debemos ver la salvaguarda de nuestros derechos naturales…

la ley no tiene titulo alguno para merecer el respeto de los hombres. Nacida de la violencia y de la superstición, establecida a beneficio del sacerdote, del conquistador y del rico explotador, deberá ser abolida por entero el día que el pueblo quiera destrozar las cadenas…
Piotr Kropotkin

Contra la Represión, la Organización Autónoma
Vivimos en una sociedad donde a la esclavitud y a la explotación se le llama trabajo, a la represión y al control le dicen orden y libertad, al hambre y a la miseria le llaman bienestar, donde el despojo y la opresión son progreso. El Estado y el Capitalismo significan miedo y terror, amenaza e incertidumbre, son la legitimación de la violencia y el poder.

En el país, los capitalistas y los gobiernos de todos los niveles y todos los partidos políticos imponen su sistema de dominación mediante el despojo y la represión.

A nivel nacional, para imponer sus intereses se lleva a cabo una política que usa un supuesto combate a las drogas y el narcotráfico para que en Chiapas, el ejército y los paramilitares hostiguen, golpeen, amenacen y despojen a los pueblos autónomos zapatistas. Se usan las racias, las redadas y las revisiones de “rutina” en barrios contra los jóvenes como medios de control y para desaparecer las relaciones comunitarias. En Guerrero inundan 72 mil hectáreas y dejan a 21 comunidades bajo el agua por la construcción de la presa La Parota. A indígenas del estado de Puebla les intentan desaparecer su pueblo para robarles el agua. En Tlaxcala, Coahuila y Jalisco se viola y detiene a las trabajadoras y trabajadores sexuales que no quieren patrones, lenones, ni autoridades que las extorsionen y discriminen. En Nuevo León encarcelan a los pobladores de la colonia Nueva Castilla para beneficiar a una inmobiliaria del hermano del gobernador y al fideicomiso de Scotiabank. En Oaxaca matan, desaparecen, encarcelan y golpean a los pueblos por demostrar que podemos vivir sin la institución estatal y sin capitalistas.

Y en Jalisco, implementan su proyecto de modernización, progreso y turismo con ejemplos como el despojo de sus territorios a los pobladores de Temacapulìn para la construcción de la presa el Zapotillo. A los habitantes que viven en los alrededores del parque Morelos para la construcción de una Villa Panamericana y un corredor de consumo y comercio turístico con construcciones innecesarias que abarquen toda la Calzada Independencia y así, aparentar una ciudad sin conflictos y al servicio del capital. Mientras que en el pueblo nahua de Ayotitlán se amenaza y asesina a los comuneros para construir una mina que acabara con la biodiversidad de la comunidad.

Esto es el capitalismo, significan las pretensiones de querer convertir todo en mercancía, explotar a los pueblos y sus territorios; es el despliegue de una estrategia contra quienes conviven en los barrios, contra quienes toman parques y plazas para convertirlas en lugares libres y autónomos; contra quienes vienen organizándose de una forma diferente a lo establecido para impulsar procesos autogestivos; es la discriminación contra cualquiera por el sólo hecho de verse diferente; es el invento de delitos para detenernos o extorsionarnos.

Son las ruinas que va dejando tras su paso la historia de los que dominan, donde vamos acumulando muertos, derrotas, olvidos, y la Historia del poder nos ofrece un pasado clausurado y estéril.

Pero las historias de resistencias y rebeldías de ayer y hoy se encuentran en una constelación, en ese instante de lucha que abre los pasados para que vuelvan a tener vitalidad, actualidad y movimiento, irrumpiendo en el tiempo actual con nuestras experiencias de rebeldía y auto-organización, en los procesos de construcción de autonomía y autogestión, cuestionando al Estado al practicar la horizontalidad y la acción directa, diciendo no al capitalismo al crear formas diferentes de sobrevivencia.

De eso que los vencedores de siempre pretenden decirnos que son las cenizas de ayer y hoy, germinan los proyectos libertarios con relaciones sociales libres y de apoyo mutuo.

Con la lucha y resistencia, la comunidad indígena coca de Mezcala defiende sus tierras contra empresarios invasores y contra gobiernos que quieren convertir sus historias en turismo. Los pobladores del municipio de El Salto luchan contra la contaminación que provocan las fábricas trasnacionales que descontroladamente ensucian la biodiversidad a cambio de jugosas ganancias. Los colonos que viven cerca del bosque el Nixticuil lo defienden contra el avance descontrolado de la urbanización y la industrialización. La Red Mexicana de Trabajo Sexual lucha contra la discriminación y el abuso de lenones y gobiernos por crearse sus propios medios de sobrevivencia. Los colectivos e individu@s libertarios pelean contra la privatización y mercantilización de los espacios, creando relaciones de convivencia libre y comunitaria. Y desde la prensa independiente y los espacios de reflexión crítica se lucha contra el pensamiento único, mediante la recuperación de las historias y experiencias de resistencia.

Esta sólo es una muestra de lo que pasa en el país, de la brutalidad del Estado y el Capital, pero sobre todo de la rebeldía que esta surgiendo y que cada día pone en cuestión este sistema.

Es una guerra de la Sociedad del Poder contra todos, en todas partes y en todo momento, emprendida contra la población, aunque nombrada como una batalla contra el secuestro, el narcotráfico, el terrorismo y la inseguridad, que busca poder justificar la represión y el desprecio contra las resistencias que desde la cotidianidad dicen no a la explotación brutal del capitalismo y su guerra de baja intensidad con la militarización del país, que se manifiesta con el Plan Mérida o Plan México, para implantar miedo y terror contra los que se organizan para luchar contra las injusticias de los gobiernos. En México, es cierto, existe terrorismo, pero el unico terrorismo que existe en el país proviene del Estado.
Este clima de guerra sucia que ha creado el Estado y que se vive actualmente en los espacios de lucha y resistencia, pero también en la vida cotidiana de las personas (trabajo, escuela, barrios, etc.), ese peligro latente y cotidiano que tiene el objetivo de generar miedo, desmovilizar y desarticular a los que se rebelan, nos ha obligado a pensar en formas de solidaridad y organización contra la represión, que la inhiba y la desactive para romper con la lógica en la que estamos desde hace algunos años, que sólo es de reacción y respuesta.

Así, con esta perspectiva en el mes de septiembre del año pasado se realizó una campaña contra la represión y el abuso de autoridad; por medio de volantes, semáforos informativos, círculos de estudio, recolección de firmas, entrevistas en la radio y comunicados de prensa, denunciamos los continuos hostigamientos y las “revisiones de rutina” a las que nos querían someter en los diferentes espacios donde concurrimos.

Y también ahora, en el mes de septiembre volvemos con esta iniciativa, estas segundas jornadas las cuales contemplan la realización del Foro por la Libertad, La Organización y Contra la Represión busca crear un espacio, no sólo de denuncia de la represión vivida sistemáticamente en nuestros espacios de lucha, sino un punto de partida para discutir a partir de esas experiencias cómo inhibir y organizarnos contra este embate del Estado.

Así, poder reconocer los elementos y las características de la política represiva del Estado, los manejos mediáticos, los recursos legales, etc. de los que se valen los gobiernos. Para de este modo, lograr ver las señales que indican que puede llegar la represión, saber que se está acercando y de que modo la están llevando a cabo, como cuando los medios de comunicación comienzan a deslegitimar a las luchas en sus demandas y formas de actuar. Esto nos daría la oportunidad de poder inhibir la represión, tener la capacidad organizativa para que no se concrete o que no tenga el impacto esperado por el Estado.

Además, que podamos reconocer que las formas-estrategias de lucha contra la represión ya no han sido efectivas, por tanto es necesario pensar de otro modo la lucha, tomar en cuenta que el Estado esta utilizando nuevos elementos para reprimir, por tanto la vigencia de construir una nueva forma de organizarnos y de hacer política para que no llegue la violencia estatal.

Nuestro horizonte es tratar de develar las múltiples formas de represión, tanto la militar, la económica, la social, la cultural y la política que padecemos, esperando que nos sirva para lograr un acercamiento entre los grupos y las luchas, un lugar de discusión, pensamiento y construcción de una articulación para la solidaridad, para lograr que la represión se inhiba volviéndola inefectiva y podamos así, generar un proceso de construcción de vínculos organizativos en torno a la autonomía y la autogestión. Desde esta perspectiva es posible cambiar la forma como se ha venido dando la lucha contra la represión, ya que de lo que se trata es de darla desde otros espacios y tiempos.

Por eso nuestra lucha por la libertad de l@s compañer@s no debe ser un pretexto social o la búsqueda de prestigio revolucionario, sino una lucha de solidaridad contra estas instituciones de la Sociedad del Poder que se basan en secuestrar, controlar, explotar y dominar a la población para generar miedo y subordinación.

En este sentido, pensamos que este Foro puede ser el inicio de un proceso de articulación y discusión entre los colectivos y luchas para identificar las formas de represión que se vienen dando, y como es que las podemos combatir e inhibir. Ya sea con la recuperación de la memoria de las experiencias que han logrado desactivar la represión, con la articulación solidaria para la auto-defensa de la violencia de la Sociedad del Poder y con la construcción de proyectos autónomos y autogestivos.

GLS-CNA
Septiembre de 2008

11
Sep
08

Foro por la Libertad y Contra la Represión

II Jornadas contra la represión

Septiembre por la Libertad.

 Vivimos en una sociedad donde a la esclavitud y a la explotación se le llama trabajo, a la represión y al control le dicen orden y libertad, al hambre y a la miseria le llaman bienestar, donde el despojo y la opresión son progreso. El Estado y el Capitalismo significan miedo y terror, amenaza e incertidumbre, son la legitimación de la violencia y el poder.

En el país los capitalistas y los gobiernos de todos los niveles y todos los partidos políticos imponen su sistema de dominación mediante el despojo y la represión.

Para imponer sus intereses se lleva a cabo una política que usa un supuesto combate a las drogas y el narcotráfico para que en Chiapas el ejército y los paramilitares hostiguen, golpeen, amenacen y despojen a los pueblos autónomos zapatistas. Se usan las racias, las redadas y las revisiones de “rutina” en barrios contra los jóvenes como medios de control y para desaparecer las relaciones comunitarias. En Guerrero inundan 72 mil hectáreas y dejan a 21 comunidades bajo el agua por la construcción de la presa La Parota. A indígenas del estado de Puebla les intentan desaparecer su pueblo para robarles el agua. En Tlaxcala, Coahuila y Jalisco se viola y detiene a las trabajadoras y trabajadores sexuales que no quieren patrones, lenones, ni autoridades que las extorsionen y discriminen. En Nuevo León encarcelan a los pobladores de la colonia Nueva Castilla para beneficiar a una inmobiliaria del hermano del gobernador y al fideicomiso de Scotiabank. En Oaxaca matan, desaparecen, encarcelan y golpean a los pueblos por demostrar que podemos vivir sin la institución estatal y sin capitalistas.

En Jalisco implementan su proyecto de modernización, progreso y turismo despojando de sus territorios a pobladores del municipio de Temacapulìn para la construcción de la presa el Zapotillo, a los habitantes que viven en los alrededores del parque Morelos para la construcción de una Villa Panamericana y un corredor turístico que abarque toda la Calzada Independencia, se amenaza y asesina a los comuneros de Ayotitlán para construir una minera que acabara con la biodiversidad de la comunidad.

Esto es el capitalismo significan las pretensiones de querer convertir todo en mercancía, explotar a los pueblos y sus territorios, es el despliegue de una estrategia contra quienes conviven en los barrios, contra quienes toman parques  y plazas para convertirlas en lugares libres y autónomos, contra quienes vienen organizándose de una forma diferente a lo establecido para impulsar procesos autogestivos, es la  discriminación contra cualquiera por el sólo hecho de verse diferente, es el invento de delitos (como la “siembra” de drogas) para detener o extorsionar para evitar ser detenido.

Es por ello que en el mes de septiembre del año pasado vimos la necesidad de hacer una campaña contra la represión y el abuso de autoridad, denunciando los continuos hostigamientos y las “revisiones de rutina” a las que nos querían someter en los diferentes espacios donde concurrimos. Por medio de volantes, semáforos informativos, círculos de estudio, recolección de firmas, entrevistas en la radio y comunicados de prensa para denunciar esta situación, donde además, pudiéramos intercambiar experiencias de los maltratos que sufren cotidianamente las personas de parte de las corporaciones policíacas de todos los niveles.

Ante el ambiente de guerra sucia que ha creado el Estado y que se vive actualmente en los espacios de lucha y resistencia, pero también en la vida cotidiana de la personas (trabajo, escuela, barrios, etc.), ese peligro latente y cotidiano que tiene el objetivo de generar miedo, desmovilizar y desarticular a los que se rebelan, es necesario pensar en formas de solidaridad y organización contra la represión, que la inhiba y la desactive para romper con la lógica en la que estamos desde hace algunos años que sólo es de reacción y respuesta.

Por tanto, el Foro por la Libertad, La Organización y Contra la Represión busca ser un espacio, no sólo de denuncia de la represión vivida sistemáticamente en nuestros espacios de lucha, sino donde podamos dar una discusión a partir de esas experiencias de cómo inhibir y organizarnos contra la represión.

Así, Poder reconocer los elementos y las características de la política represiva del Estado, los manejos mediáticos, los recursos legales, etc. de los que se vale los gobiernos, lograr ver las señales que indican que puede llegar la represión, saber que se está acercando  y de que modo la estan llevando a cabo, como cuando los medios de comunicación comienzan a deslegitimar a las luchas en sus demandas y modos de actuar. Esto nos daría la oportunidad de poder inhibir la represión, tener la capacidad organizativa para que no se concrete o que no tenga el impacto esperado por el Estado.

Reconocer que las formas-estrategias de lucha contra la represión ya no han sido efectivas, por tanto es necesario pensar de otra forma la lucha, tomar en cuenta que el Estado utiliza otros elementos para reprimir, por tanto la vigencia de construir otro modo de organizarnos para que no llegue.

La articulación para la solidaridad nos puede potenciar para dar el salto a una vinculación con la dinámica de la construcción de autonomía y autogestión, desde esta perspectiva es posible cambiar la forma como se ha venido dando la lucha contra la represión para darla desde otros espacio.

En este sentido, el horizonte del Foro por la Libertad, La Organización y Contra la Represión busca ser un espacio que devele las múltiples formas de represión, la militar, económica, social, cultural y política que se dan, que sirva para lograr un acercamiento entre los grupos y las luchas, que sea un lugar de discusión, pensamiento y construcción de una articulación para la solidaridad de las luchas para hacer la represión inefectiva y logre generar un proceso de construcción de vínculos organizativos en torno a la autonomía y la autogestión.

Foro por la Libertad y Contra la Represión

 Jueves 25 de septiembre a las 4:00 pm

 Casa ITESO Clavijero.

(José Guadalupe Zuno #2083, Colonia Americana
Guadalajara, Jalisco, entre Chapultepec y Marsella)

Grupo Libertario Solidaridad – Cruz Negra Anarquista

28
Ago
08

A 104 días de encierro la lucha continúa

A 104 días de encierro la lucha continúa:

¡sacaremos a nuestros compañeros del presidio!

¡Libertad a los 5 presos políticos de Nueva Castilla!

 

Al cumplirse 104 días transcurridos desde el pasado 16 de mayo en el que los compañeros Josue Obed Juerez, Alicia Gutierrez, Juan Balderas, Gabriela Bautista y Juan Gerardo Armendariz fueron detenidos junto con 26 personas más, y posteriormente acusados absurdamente del delito grave de DESPOJO DE INMUEBLE EN GRUPO, por el conflicto entre colonos y gobierno por el predio de Nueva Castilla, en el municipio de Escobedo, Nuevo León; los amigos, familiares y compañeros de los presos seguimos exigiendo su inmediata e incondicional liberación.

En estos momentos nos encontramos a la espera de la resolución de la juez local ante el amparo federal ganado por el compañero Gerardo Armendariz. El limite de tiempo para entregar un nuevo auto de formal prisión, o libertad, vence en el transcurso de la tarde del día de hoy, a mas tardar las 6.

Por este motivo en los últimos días decenas de compañeras y compañeros han acudido al penal y algunos se han estado quedando durante las noches. Una comisión permanece ahí.

La posición es clara, si nuestro compañero no alcanza su libertad ahora, y se prolonga el juicio, esto podría llevarse incluso más de un año, tan sólo en la resolución de su proceso.

En caso de respuesta negativa estaremos avisando de acciones en los próximos días, a las cuales pedimos la solidaridad de individuos, organizaciones sociales, sindicatos, organizaciones de derechos humanos, agrupaciones de izquierda y a quien se pueda sumar en general en Monterrey a nivel local, así como a nivel nacional e internacional.

En este momento llamamos a reforzar a la comisión solidaria que se encuentra afuera del penal desde hace días.

 

¡TODOS AL PENAL DE TOPO CHICO YA!

¡Vamos por nuestros compañeros, vamos por su liberación!

http://libertad5nvacastilla.wordpress.com/

12
Ago
08

Libertad a Carlos Estrada

25
Jul
08

Triptico del Colectivo Mulier

descarga el triptico

13
Jul
08

platica y convivio en memoria de la revolución española

26
Jun
08

SALUDOS, AMOR Y ODIO REVOLUCIONARIO

CARTA A MIS HERMAN@S

¡HERMAN@S, AMIG@S Y COMPAÑER@S DE MI MUNDO, SU MUNDO DE TOD@S!

Y CON EL PASAR DE LOS AÑOS Y TODO EL TIEMPO EL ESTADO NOS HA DEMOSTRADO SU GRAN FUERZA, CONTRA NUESTRA DESORGANIZACION, POR ESO MUCHOS SOMOS PRES@S, YA SEAN POLITICOS, DE CONCIENCIA, RELACIONADOS A MOTIVOS POLITICOS Y L@S ULTIM@S NOSOTR@S LOS PRES@S COMUNES ¿ QUE NO SOMOS TOD@S PRES@S? ¿QUE HA CASO A NOSOTR@S POR SER LA LACRA DE LA SOCIEDAD NOS OLVIDAN? ALOS OBRER@S POR EMANCIPARSE Y AUTOGESTIONARSE LOS ENCIERRAN, A LOS CAMPESIN@S POR REBELARSE POR LO NUESTRO L@S ENCARCELAN, POR SERESTUDIANTE Y DESPERTAR CON LAS ARMAS DE LOS LIBROS L@S ENCARCELAN, A L@S TRABAJADOR@S SEXUALES, GAYS, ETC Y EN ULTIMO NOSOTR@S L@S COMUNES, LA GENTE COMUN , COMO TU, COMO YO, COMO NOSOTR@S, POR ROBAR UN PAN, CARCEL, POR ROBAR UNA PRENDA DE ROPA PARA TAPARTE EL FRIO, LA PRISION , POR DESAHOGAR TU FRUSTRACCION CON ALGUN VICIO QUE NO LE HAYAS SOLUCION A LA VIDA DE AUTOMATA Y COMETES UN ERROR, LA PRISION , POR AUTODEFENDERTE Y MATAS A UN HERMAN@, PRISION, ¿TU HIJO ESTA ENFERMO Y EL NO TIENE DINERO QUE HACES? PIDES PRESTADO, PERO CON LA SITUACION ECONOMICA DEL PAIS Y EL AUMENTO DEL IVA A LOS PRODUCTORES BASICOS, TIENES 2 SOLUCIONES, QUE SE MUERA TU HIJ@ O QUE ROBES, YO OPTO POR LA SEGUNDA , SI UN POLITICO O UN FUNCIONARIO ROBA LAS ARCAS DEL PAIS, NO ES RATERO, NI UN LADRON, ES UNA PERSONA QUE HACE QUE CREZCA LA  INVERSION ECONOMICA (DE SU BOLSA CLARO) Y MIENTRAS MUCHOS MAESTROS NO LES AUMENTAN EL SUELDO, SI UN POLITICO MATA ES JUSTICIA, SI EL GOBIERNO EXPROPIA TIERRAS ES PARA EL PROGRESO DEL PAIS, NOSOTROS LUCHAMOS PÓR UNA VIDA MEJOR, NO PARA SER ESCLAVOS DEL CAPITAL, NOSOTR@S SOMOS LA MUESTRA DE QUE LAS LEYES NO SIRVEN, DE QUE SU PODER DE CONTROL, NO NOS CONTROLA NI AUN AQUÍ EN LA CARCEL , SOMOS LOS INFRACTORES, LOS REBELDES, LOS INCONFORMES, LOS GLOBALIFOBICOS, LOS DESTERRADOS, LOS DESENDIENTES DE ELLAS (INDIGENAS), LOS DISCRIMINADOS PERO ESTO TIENE QUE CAMBIAR LA VENGANZA DE UN PUEBLO HERIDO DESDDE SUS RAICES, DE SUS HIJOS, DE SU TIERRA DE TODO EL MUNDO, NUESTRA VENGANZA SERA QUE ELOOS EN EL DIA DEL DESPERTAR DE LA ANARQUIA Y LA RVOLUCION EL UNICO LUGAR SEGURO PARA ELL@S SERA AQUÍ, SUS PROPIAS CARCELES Y QUE LOS CUIDEN SUS PERROS, QUE PARA ESA EPOCA YA NO HABRA QUIEN SE REBAJE TANTO, PARASITO TRABAJO, Y TODAS LAS QUE NO HICIERON SERA AHORA PARA  ELL@S, SERAN LOS EXCLUIDOS DE LA COMUNIDAD , LOS DESTERRADOS Y SI QUIEREN PERTENECER A LA COMUNIDAD HARAN LA PEOR HUMILLACION DE SU VIDA HARAN EL TRABAJO MANUAL, EL TRABAJO QUE HAGAN TENDRAN DERECHO A TODO LO DEMAS Y SU DINERO SOLO SERVIRA PARA CALENTARSE EN ESAS NOCHES DE FRIO EN PRISION, HERMAN@S ORGANICEMONOS Y DEJEMOS NUESTROS PROBLEMAS PERSONALES PARA DESPUES DE LA REVOLUCION , CAMINEMOS JUNTOS OBRER@S, CAMPESIN@S, ESTUDIANTES, TRABAJADOR@S SEXUALES, TU Y YO, NOSOTROS, TOD@S Y DERROGUEMOS EL PODER Y TODA AUTORIDAD Y CUANDO ALGUIEN QUIERA TOMARLO AHÍ ESTAREMOS TOD@S UNIDOS PARA YA NO VOLVERA REPETIR EL ERROR DE SIGLOS MANTENER UN PODER DE OPRESION Y EXPLOTACION, DONDE EL HOMBRE SEA HERMAN@ DEL HOMBRE Y QUE LA RIQUEZA DESAPAREZCA (ECONOMICA) Y FUNDIREMOS LAS MONEDAS Y LAS ARMAS DE FUEGO PARA CONSTRUIR APARATOS DE TRABAJO QUE NOS DEN DE COMER.

P.D. QUE LA ANARQUIA SEA LA PEOR PESADILLA DEL CAPITAL.

Y QUE LA GENTE DESPIERTE DICIENDO REVOLUCION.

P.D.2 UNA CARTA A UN AMIGO PRESO AYUDA A QUE LA LLAMA DE LA ESPERANZA NO SE APAGUE EN EL OLVIDO, NI EN EL SILENCIO,

DESDE LA VENGANZA DEL SISTEMA

CE.RE. SO DE ECATEPEC DE MORELOS. EDO.MEX.

CARLOS EL SKIN

PRESO COMUN

A AÑOS 1 MES Y UNOS DIAS.

11
Jun
08

Música y Anarquismo




enero 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 21 seguidores más