28
Sep
08

Foro por la Libertad, la Organización y contra la Represión

Grupo Libertario Solidaridad-CNA
Septiembre de 2008

Pero es ya tiempo de que comprendamos que no es a las leyes constitucionales a quines hemos de pedir derechos. No es en una ley, en un pedazo de papel que puede romperse a la menor fantasía de un gobierno, en lo que debemos ver la salvaguarda de nuestros derechos naturales…

la ley no tiene titulo alguno para merecer el respeto de los hombres. Nacida de la violencia y de la superstición, establecida a beneficio del sacerdote, del conquistador y del rico explotador, deberá ser abolida por entero el día que el pueblo quiera destrozar las cadenas…
Piotr Kropotkin

Contra la Represión, la Organización Autónoma
Vivimos en una sociedad donde a la esclavitud y a la explotación se le llama trabajo, a la represión y al control le dicen orden y libertad, al hambre y a la miseria le llaman bienestar, donde el despojo y la opresión son progreso. El Estado y el Capitalismo significan miedo y terror, amenaza e incertidumbre, son la legitimación de la violencia y el poder.

En el país, los capitalistas y los gobiernos de todos los niveles y todos los partidos políticos imponen su sistema de dominación mediante el despojo y la represión.

A nivel nacional, para imponer sus intereses se lleva a cabo una política que usa un supuesto combate a las drogas y el narcotráfico para que en Chiapas, el ejército y los paramilitares hostiguen, golpeen, amenacen y despojen a los pueblos autónomos zapatistas. Se usan las racias, las redadas y las revisiones de “rutina” en barrios contra los jóvenes como medios de control y para desaparecer las relaciones comunitarias. En Guerrero inundan 72 mil hectáreas y dejan a 21 comunidades bajo el agua por la construcción de la presa La Parota. A indígenas del estado de Puebla les intentan desaparecer su pueblo para robarles el agua. En Tlaxcala, Coahuila y Jalisco se viola y detiene a las trabajadoras y trabajadores sexuales que no quieren patrones, lenones, ni autoridades que las extorsionen y discriminen. En Nuevo León encarcelan a los pobladores de la colonia Nueva Castilla para beneficiar a una inmobiliaria del hermano del gobernador y al fideicomiso de Scotiabank. En Oaxaca matan, desaparecen, encarcelan y golpean a los pueblos por demostrar que podemos vivir sin la institución estatal y sin capitalistas.

Y en Jalisco, implementan su proyecto de modernización, progreso y turismo con ejemplos como el despojo de sus territorios a los pobladores de Temacapulìn para la construcción de la presa el Zapotillo. A los habitantes que viven en los alrededores del parque Morelos para la construcción de una Villa Panamericana y un corredor de consumo y comercio turístico con construcciones innecesarias que abarquen toda la Calzada Independencia y así, aparentar una ciudad sin conflictos y al servicio del capital. Mientras que en el pueblo nahua de Ayotitlán se amenaza y asesina a los comuneros para construir una mina que acabara con la biodiversidad de la comunidad.

Esto es el capitalismo, significan las pretensiones de querer convertir todo en mercancía, explotar a los pueblos y sus territorios; es el despliegue de una estrategia contra quienes conviven en los barrios, contra quienes toman parques y plazas para convertirlas en lugares libres y autónomos; contra quienes vienen organizándose de una forma diferente a lo establecido para impulsar procesos autogestivos; es la discriminación contra cualquiera por el sólo hecho de verse diferente; es el invento de delitos para detenernos o extorsionarnos.

Son las ruinas que va dejando tras su paso la historia de los que dominan, donde vamos acumulando muertos, derrotas, olvidos, y la Historia del poder nos ofrece un pasado clausurado y estéril.

Pero las historias de resistencias y rebeldías de ayer y hoy se encuentran en una constelación, en ese instante de lucha que abre los pasados para que vuelvan a tener vitalidad, actualidad y movimiento, irrumpiendo en el tiempo actual con nuestras experiencias de rebeldía y auto-organización, en los procesos de construcción de autonomía y autogestión, cuestionando al Estado al practicar la horizontalidad y la acción directa, diciendo no al capitalismo al crear formas diferentes de sobrevivencia.

De eso que los vencedores de siempre pretenden decirnos que son las cenizas de ayer y hoy, germinan los proyectos libertarios con relaciones sociales libres y de apoyo mutuo.

Con la lucha y resistencia, la comunidad indígena coca de Mezcala defiende sus tierras contra empresarios invasores y contra gobiernos que quieren convertir sus historias en turismo. Los pobladores del municipio de El Salto luchan contra la contaminación que provocan las fábricas trasnacionales que descontroladamente ensucian la biodiversidad a cambio de jugosas ganancias. Los colonos que viven cerca del bosque el Nixticuil lo defienden contra el avance descontrolado de la urbanización y la industrialización. La Red Mexicana de Trabajo Sexual lucha contra la discriminación y el abuso de lenones y gobiernos por crearse sus propios medios de sobrevivencia. Los colectivos e individu@s libertarios pelean contra la privatización y mercantilización de los espacios, creando relaciones de convivencia libre y comunitaria. Y desde la prensa independiente y los espacios de reflexión crítica se lucha contra el pensamiento único, mediante la recuperación de las historias y experiencias de resistencia.

Esta sólo es una muestra de lo que pasa en el país, de la brutalidad del Estado y el Capital, pero sobre todo de la rebeldía que esta surgiendo y que cada día pone en cuestión este sistema.

Es una guerra de la Sociedad del Poder contra todos, en todas partes y en todo momento, emprendida contra la población, aunque nombrada como una batalla contra el secuestro, el narcotráfico, el terrorismo y la inseguridad, que busca poder justificar la represión y el desprecio contra las resistencias que desde la cotidianidad dicen no a la explotación brutal del capitalismo y su guerra de baja intensidad con la militarización del país, que se manifiesta con el Plan Mérida o Plan México, para implantar miedo y terror contra los que se organizan para luchar contra las injusticias de los gobiernos. En México, es cierto, existe terrorismo, pero el unico terrorismo que existe en el país proviene del Estado.
Este clima de guerra sucia que ha creado el Estado y que se vive actualmente en los espacios de lucha y resistencia, pero también en la vida cotidiana de las personas (trabajo, escuela, barrios, etc.), ese peligro latente y cotidiano que tiene el objetivo de generar miedo, desmovilizar y desarticular a los que se rebelan, nos ha obligado a pensar en formas de solidaridad y organización contra la represión, que la inhiba y la desactive para romper con la lógica en la que estamos desde hace algunos años, que sólo es de reacción y respuesta.

Así, con esta perspectiva en el mes de septiembre del año pasado se realizó una campaña contra la represión y el abuso de autoridad; por medio de volantes, semáforos informativos, círculos de estudio, recolección de firmas, entrevistas en la radio y comunicados de prensa, denunciamos los continuos hostigamientos y las “revisiones de rutina” a las que nos querían someter en los diferentes espacios donde concurrimos.

Y también ahora, en el mes de septiembre volvemos con esta iniciativa, estas segundas jornadas las cuales contemplan la realización del Foro por la Libertad, La Organización y Contra la Represión busca crear un espacio, no sólo de denuncia de la represión vivida sistemáticamente en nuestros espacios de lucha, sino un punto de partida para discutir a partir de esas experiencias cómo inhibir y organizarnos contra este embate del Estado.

Así, poder reconocer los elementos y las características de la política represiva del Estado, los manejos mediáticos, los recursos legales, etc. de los que se valen los gobiernos. Para de este modo, lograr ver las señales que indican que puede llegar la represión, saber que se está acercando y de que modo la están llevando a cabo, como cuando los medios de comunicación comienzan a deslegitimar a las luchas en sus demandas y formas de actuar. Esto nos daría la oportunidad de poder inhibir la represión, tener la capacidad organizativa para que no se concrete o que no tenga el impacto esperado por el Estado.

Además, que podamos reconocer que las formas-estrategias de lucha contra la represión ya no han sido efectivas, por tanto es necesario pensar de otro modo la lucha, tomar en cuenta que el Estado esta utilizando nuevos elementos para reprimir, por tanto la vigencia de construir una nueva forma de organizarnos y de hacer política para que no llegue la violencia estatal.

Nuestro horizonte es tratar de develar las múltiples formas de represión, tanto la militar, la económica, la social, la cultural y la política que padecemos, esperando que nos sirva para lograr un acercamiento entre los grupos y las luchas, un lugar de discusión, pensamiento y construcción de una articulación para la solidaridad, para lograr que la represión se inhiba volviéndola inefectiva y podamos así, generar un proceso de construcción de vínculos organizativos en torno a la autonomía y la autogestión. Desde esta perspectiva es posible cambiar la forma como se ha venido dando la lucha contra la represión, ya que de lo que se trata es de darla desde otros espacios y tiempos.

Por eso nuestra lucha por la libertad de l@s compañer@s no debe ser un pretexto social o la búsqueda de prestigio revolucionario, sino una lucha de solidaridad contra estas instituciones de la Sociedad del Poder que se basan en secuestrar, controlar, explotar y dominar a la población para generar miedo y subordinación.

En este sentido, pensamos que este Foro puede ser el inicio de un proceso de articulación y discusión entre los colectivos y luchas para identificar las formas de represión que se vienen dando, y como es que las podemos combatir e inhibir. Ya sea con la recuperación de la memoria de las experiencias que han logrado desactivar la represión, con la articulación solidaria para la auto-defensa de la violencia de la Sociedad del Poder y con la construcción de proyectos autónomos y autogestivos.

GLS-CNA
Septiembre de 2008

Anuncios

1 Response to “Foro por la Libertad, la Organización y contra la Represión”


  1. marzo 22, 2009 en 6:38 pm

    Fuerza, compañero.
    Lo importante es no parar aunque la realidad se torne cada vez mas adversa, y lo que es peor, más indiferente.

    Cargad las armas del pensamiento y dispararlas!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


septiembre 2008
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 21 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: